Follow by Email

miércoles, 22 de julio de 2009

India


Hola!,
Como la gran mayoría sabéis, el 09 de Agosto despego rumbo a Delhi . Luego dirección Sikar, -un poblado situado a 110 km de la ciudad de Jaipur -para disfrutar, ahora que las vacaciones parecen sacar ca-si la cabeza, de unos días con aroma a cardamomo. Proyectando este viaje a la India me siento... como os lo diría... Inquieta, Vibrante , sí, Afortunada y, para que nos vamos a engañar, un tanto acojonada. La idea es trabajar con poblados nómadas de los alrededores durante 5 horitas aproximadamente de lunes a viernes y aprovechar para hacer Turismo el fin de semana. Yoga, cocina indú, y lo que se vaya presentando. Mi angelito de la guarda de carne y huesos en ES se llama Nuria. Ella, gracias a su longuísima experiencia en viajes solidarios, me ofreció entre varias alternativas, la posibilidad de poder entrar en contacto con las gentes y la cultura hindú a través de una ONG llamada AVI. Y esta ha sido mi elección. Allí relizaré, junto con otros compañeros de viaje, tareas de ayuda en el ámbito de la educación y la prevención, colaborando en la medida de lo posible, con niñitos guapísimos y princesas doradas. Durante esta odisea, ultizaré el Blog Presislar para comunicarme con vosotros. ¡ y leer vuestros comentarios! Anita, si por algún encanterio de Domingo , Txesco nace antes de que su tía haya regresado de las Indias, please, pídele a tu estimado marido que, primero, tome aire, y luego se siente un ratín chiquitín, chiquitín, delante del ordenador y me escriba. Familia, es muy fácil, este fin de semana os explico como utilizarlo, la marcamos como favorito y con solo un clik, bualà! Amig@s, iré colgando fotos, creo que me será muy útil un pen para poder descargar las imagenes en un ciber, parece ser que el ordenador de la casa lleva su ritmo asiático. Llevo cuenticos infantiles en Inglés de segunda mano, si alguien tiene por casa alguna reliquia que no hace servir, estaré encantada de pasarlos a recoger (libros pequeñitos-llevo poco equipaje) Si teneis alguna brillante idea estoy abierta a escuchar vuestras sugerencias. Estaba pensado, Paco , a ver que te parece, en hacerme con cepillos de dientes infantiles. ¿conoces algún provedor que pudiera encantarse con el proyecto y estubiera dispuesto a hacer un acto solidario? Tú, que has estado en Africa cooperando en trabajos sanitarios crees que les puede a ser de ayuda ? ¿Qué te parece? Por cierto Currito... 4 pinchazos: tetanos, hepatitis A y B y Tifus, ufff!. Peter, cia!- esta va para tí- : ¿Durante qué fechas estarás en BCN? Tal vez coincidimos antes, o si no estaré de vuelta el 27 y nos vemos después.

Namaste

Un abrazo

No costa res ser amable.

De cop i volta, quan menys s’ho esperava, la seva estimada va dir-li: «T’has fet gran!». Intrigat, va mirar-se en un mirall de cos sencer i comprovà que encara era objecte d’amor, perquè no era que s’hagués fet gran, sinó que es feia vell, amb bosses i arrugues que se li anaven menjant la figura. En un cas com aquell, tots els eufemismes eren d’agrair.

Pere Calders

Conte de Pere Calders

La fi del cap
De fet, entre el meu cap i el meu cos havia existit un divorci des del principi. El cos denotava una vocació per a conservar la petitesa i especular-hi, fent que tots els moviments tendissin amb una mena d’avidesa cap a l’arrauliment. El cap, no. El cap era gros, audaç, i pensava coses realment engrescadores.
Un dia, trobant-me al llit amb una estimada meva, vaig sentir que el cap emmalaltia seriosament, mentre el cos mantenia l’equilibri, repartint la salut amb normalitat per tots els llocs que estaven sota la seva vigilància.
—Amiga —vaig dir—, em sembla que el cap se’m morirà.
Ella es va esverar tant que vaig sentir, imperiosa, la necessitat de tranquil·litzar-la.
—Mira: no passarà res. Enterrarem el cap dins un barret, i veuràs com la placidesa del món es mantindrà plana, quieta com és del nostre gust. Cap país no alterarà la seva hora oficial, ni cap invasió no serà detinguda. Demà, milers d’ombrel·les s’acararan al poder del sol i cada u podrà dir-hi la seva.
Es va adormir sota la protecció dels meus braços, segura que tot aniria tal com jo li explicava.