Follow by Email

domingo, 18 de septiembre de 2011

El náufrago creativo de Aromalaboratory. Mandarina



Dicen y cuentan que un náufrago de una diminuta isla del índico se perfuma con los productos de aromalaboratory. Parece ser que un cargamento de esta casa transportado en barco de Barcelona a Australia  cayó  por causas desconocidas al mar.  El náufrago lo recepciona poco a poco. Hasta sus manos llegan boyas de lindos colores,  y dentro,  botellas rellenas de aceites, elixires, aguas fragantes. Este último paquete acuático estaba elaborado, entre otros ingredientes mágicos, con los mejores aceites naturales de mandarina. Con las boyas ha diseñado un collar de lo más cool, con ellas también decora su cabaña; ay! si lo vieran los cazatendencias de NY...Y dicen que es debido a que ha desarrollado una creatividad e imaginación impresionante. Claro, él ni se lo cree, y cada vez que ingenia algo nuevo se vuelve loco de alegría: salta, baila, canta...Ya no pasa ni hambre, ni frío. Entre muchas cosas ha inventado un sistema de pesca que ni la tecnología punta de sondas y radares alcanzan tanta precisión. Una vajilla de coco molido,  mmm...,  que es una delicia, sus proporciones superan las teorías de Le Corbusier;  y un sistema de refrigeración natural que se aleja de los sistemas acondicionados ruidosos causantes aquí de tantos estornudos ACHÚS!,...

Dicen que por más que lo han ido a buscar, él se resiste a volver a la civilización. 
Al atardecer las lanchas salvavidas regresan de nuevo sin éxito en el rescate, el náufrago con un porte sereno y tranquilo, sentado en la arena de la playa,  centra su mirada a unos pocos metros de la costa, y observa en silencio esperando el regalo divino de la botellita de aromalaboratory. 

Este misterioso personaje guarda muchos más secretos porque de ilusión y creatividad dicen las musas que se vive, aunque ¿ no os parece que se necesita de otras muchas actitudes bravas para afrontar tanta soledad, tantas lunas y tantas picadas de mosquitos? Veremos qué nos siguen contando
.


Mònica Fernández
www.aromalaboratory.com



No hay comentarios: